Archivo de enero de 2016

Los desafíos y el camino a recorrer de la industria portuaria de Chile hasta el año 2030

Jueves, 21 de enero de 2016

El 13 de enero la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, recibió el informe final de la “Comisión Estrategia 2030 de Innovación para Puertos y su Logística”, liderada por Álvaro Díaz. El documento titulado “Una Plataforma Estratégica de Desarrollo para Chile”, reúne 8 desafíos en este trascendental sector de la economía chilena y contiene además 5 lineamientos para enfrentarlos que se desarrollan a través de 27 medidas.

Cabe señalar que el documento es el resultado de un diálogo público-privado impulsado por el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID) cuyo objetivo fue proponer una estrategia para el desarrollo del sector portuario y su logística con miras al 2030. En la elaboración del informe intervinieron 150 profesionales del sector público, privado y académico, y representantes de las organizaciones que participan en la actividad portuaria.

Diagnóstico

De acuerdo al informe, el sector portuario y logístico constituye la principal plataforma para el intercambio comercial de Chile con el resto del mundo, abarcando el 96% de su comercio exterior, constituyéndose en un punto estratégico y preponderante para su desarrollo económico.

No obstante, el sector enfrenta actualmente una competencia global cada vez más exigente que pone en evidencia sus debilidades. Entre ellas se incluyen, según el informe: déficits de infraestructura, de puertos y transporte, particularmente en la zona central, así como situaciones de saturación y congestión en los corredores logísticos.

Además, la proliferación de instalaciones portuarias que al responder a demandas puntuales no forman parte de una adecuada planificación territorial ni a un desarrollo portuario sustentable.

Otras fallas importantes observadas por el Comité son: la falta de coordinación entre los sectores público y privado y recurrentes conflictos laborales entre empresas y trabajadores, así como controversias medioambientales y sociales entre las instalaciones portuarias y las ciudades que albergan la cadena logístico-portuaria.

El documento refuerza el concepto de que para superar este escenario, se hace necesario “una alianza estratégica pública y privada, que debe estar presente en cada puerto y corredor logístico del país” y la creación de un organismo que actúe como Autoridad Nacional Logístico-Portuaria, “capaz de diseñar, aplicar y evaluar políticas públicas y, al mismo tiempo, promover la continua modernización y coordinación de los servicios públicos”.

Ocho desafíos estratégicos

La Comisión identificó ocho desafíos estratégicos en pos desarrollar el sector:
1) Aumentar las capacidades portuarias: según estimaciones preliminares del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones (MTT), En este ámbito, el informe indica que con el fin de responder al progresivo aumento en el tamaño de los buques portacontenedores “casi todos los puertos tendrían que aumentar sustancialmente su capacidad logística reforzando la infraestructura marítima y portuaria, la logística de acceso vial o ferroviario”.
2) Mitigar y superar las tensiones crecientes entre puertos y ciudades, esto ya que se observa un “aumento de las expectativas ciudadanas y de las autoridades locales de las ciudades puerto en diversas materias como el medioambiente, la salud pública y la congestión”.
3) Diseñar un marco de relaciones laborales modernas. En este aspecto el informe reconoce que “para superar la conflictividad laboral que caracteriza al sector, hay importantes asignaturas pendientes”, además de señala la necesidad de reducir la tasa de accidentes laborales “hasta los estándares de países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE)”.

Otros desafíos anotados por la Comisión son:
4) Basar la competitividad en recursos humanos de calidad mundial
5) Impulsar el desarrollo de la infraestructura de transporte: Al respecto, la Cámara Chilena de la Construcción estima que en el período 2014 a 2023 se requieren más de US$36.000 millones en infraestructura crítica para el desarrollo logístico y portuario. Al desagregar las cifras se observa que en materia de vialidad interurbana se necesitan US$25.800 millones, para puertos estatales US$5.300 millones y en ferrocarriles US$ 5.000 millones (incluido el transporte de pasajeros).

A estos punto el Comité suma:
6) reducir las brechas de competitividad en la cadena logístico-portuaria
7) superar la dispersión y los déficits institucionales y
8) acelerar la incorporación de la innovación tecnológica

Lineamientos para la acción

A partir de estos retos, la Comisión propone cinco lineamientos para la acción: a) fortalecer la institucionalidad, a través de la creación de una nueva subsecretaría del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones para actuar como Autoridad Nacional Logístico-Portuaria, que incluya un comité interministerial cuyo fin sería, entre otros, aprobar los planes y programas nacionales del Estado para el desarrollo de la plataforma logística y portuaria, la conectividad interna y el desarrollo del comercio exterior.

Otros lineamientos son  b) Desarrollar puertos sustentables y de competitividad mundial; c) impulsar una logística de clase mundial; el objetivo central en este ítem es alcanzar un desarrollo logístico que sitúe a Chile entre los 25 países mejor situados en el ranking LPI desarrollado por el Banco Mundial d) Impulsar la innovación en el sector logístico, lo que incluye crear un centro de excelencia en investigación sobre logística de transporte de carga, que también sea el nodo de una red de formación de capital humano avanzado ; y e) contar con recursos humanos de calidad mundial.